¿Con la llegada de la primavera y el cambio horario te sientes decaído? Tranquilo, es normal en esta estación solemos notar una sensación de fatiga y debilidad tanto física como mental. Esta es la denominada 𝗮𝘀𝘁𝗲𝗻𝗶𝗮 𝗽𝗿𝗶𝗺𝗮𝘃𝗲𝗿𝗮𝗹. El cambio de tiempo, la subida de las temperaturas y la presión atmosférica así como el aumento de las horas de luz hacen que modifiquemos nuestro hábitos y aparezcan síntomas como cansancio, apatía o falta de apetito.
Nuestro organismo debe adaptarse poco a poco a los cambios estacionales. Pero podemos reducir las molestias y adoptar una serie de hábitos para recuperar la vitalidad cuanto antes:
1️⃣ 𝗗𝗶𝗲𝘁𝗮 𝗿𝗶𝗰𝗮 𝗲𝗻 𝘃𝗶𝘁𝗮𝗺𝗶𝗻𝗮𝘀 𝘆 𝗺𝗶𝗻𝗲𝗿𝗮𝗹𝗲𝘀.
2️⃣ 𝗠𝗮𝗻𝘁𝗲𝗻𝗲𝗿𝗻𝗼𝘀 𝗮𝗰𝘁𝗶𝘃𝗼𝘀 𝘆 𝗵𝗮𝗰𝗲𝗿 𝗲𝗷𝗲𝗿𝗰𝗶𝗰𝗶𝗼.
3️⃣ 𝗖𝗼𝗺𝗽𝗹𝗲𝗺𝗲𝗻𝘁𝗮 𝘁𝘂 𝗱𝗶𝗲𝘁𝗮 𝗰𝗼𝗻 𝗮𝘆𝘂𝗱𝗮𝘀 𝗻𝗮𝘁𝘂𝗿𝗮𝗹𝗲𝘀.