01abr

¿Que lesiones te trae el Deporte?

Farmacia Galván

    Hace no mucho tiempo en nuestro post “El deporte te pregunta, ¿Quién eres?”, hablábamos del aspecto psicológico en el deporte diario, las motivaciones y los principales abandonos de la práctica deportiva. Hoy queremos realizar un artículo sobre las principales lesiones del deporte, los motivos y darte pequeños consejos para solventarlo. Además, mencionaremos algunos suplementos que a los deportistas “no profesionales” les podrían ir bien. Comenzamos.

    El deporte es una faceta fundamental de la vida. Todos sabemos lo que le ocurre a un coche cuando lo dejamos mucho tiempo parado, se estropea. Nuestro cuerpo funciona de la misma manera. El movimiento y la realización de actividad física produce en nosotros una gran cantidad de beneficios tanto fisiológicos (cuerpo) como psicológicos (mente). Nos ayuda a unir los 2 grandes mundos que nos acompañan durante nuestra vida, “A mens sana in corpore sano”. Pero hay que realizarlo bien, hacerlo de una manera errónea nos puede producir el mismo perjuicio que no hacerlo. Por eso nosotros hoy queremos hablarte de las principales lesiones que te puedes encontrar en una práctica deportiva.

   Por orden, las lesiones más comunes en cualquier persona que practique deporte afectan, de mayor a menor, a estos grupos de tejidos: tendones, músculos y articulaciones. Dentro de esta clasificación, la articulación más comúnmente lesionada es la rodilla. Por ello, para la práctica deportiva, necesitamos tener unas articulaciones estructuradas: ligamentos estables, meniscos normales y cartílagos sanos.  Dependiendo del deporte que practiquemos, las lesiones serán variadas. Un corredor de springs tendrá más lesiones musculares que un maratoniano, pero este ultimo tendrá más fascitis plantares o problemas de desgaste de la rodilla debido a los impactos de las carreras prolongadas. Cada deporte exige algo diferente y produce lesiones diferentes, ahora bien, todas se pueden englobar en tendinosas, musculares y articulares.

Tendinosas:

   La más común es la tendinitis (inflamación), seguida de las distensiones y, por último, las roturas.

   La tendinitis es la más común y suele producirse como una consecuencia (evitable) de una mala práctica continuada en el tiempo o un mal gesto a la hora de realizar ejercicios, que da lugar a la inflamación del tendón y la aparición de un dolor agudo que nos impide realizar deporte. Para recuperarlo hay que darle descanso al tendón.

   Las distensiones son sobreestiramientos del tendón que producen una pérdida de la firmeza de este, haciendo que la correcta movilidad se vea comprometida.

  Las roturas son las más complicadas, sobre todo porque lleva siempre asociada la operación para una correcta recuperación. Siempre requerirá de una rehabilitación para recuperar la movilidad normal.

  Podemos dar varios consejos en este tipo de lesiones:

   - Una correcta equipación destinada a minimizar las posibles complicaciones.

   - Un calzado adecuado al ejercicio que vamos a realizar. 

   - Conocernos. No dejamos de insistir en este tipo de enfoque, aunque hagas deporte con un amigo que sabe mucho, tú eres diferente a él, pisas de manera distinta, y tus gestos son diferentes.

   - El ácido hialurónico es uno de los grandes aliados de los tendones. El cuerpo lo necesita para hidratarlos, conseguir una movilidad más fluida y aguanten mejor los gestos deportivos. Es un gran suplemento que podrás encontrar en la farmacia solo o asociado a diferentes componentes como colágeno y magnesio.

Articulares:

   Como su nombre indica, son aquellas que afectan a las articulaciones. La más común es la de rodilla. Dentro de todas las lesiones que puede sufrir una articulación están incluidas las lesiones musculares (distención, rotura), tendinosas (inflamación, distensión y rotura) y cartilaginosas. Además de las que afectan al hueso, como la artrosis, que puedes encontrar en nuestro primer post. 

   Como hablamos en las tendinosas, un mal gesto y un mal equipamiento deportivo pueden llevar también a la lesión articular, afectándola de múltiples maneras. Una de ellas es produciendo, a la larga, la manifestación temprana de la artritis, que conlleva el desgaste del cartílago y líquido, pudiendo con el tiempo empezar a producir desgaste óseo. Todo ello es agravado por la disminución progresiva de la producción de colágeno y ácido hialurónico, debido al envejecimiento, por parte de nuestro organismo.

   Encontrarás una gran cantidad de productos que te aportaran lo que una estructura articular necesita, principalmente el colágeno, el ácido hialurónico y el magnesio.  La toma de vitamina C ayuda a que nuestro organismo produzca un colágeno de mayor calidad.

  

Musculares:

   Para cualquier persona que realice deportes esta será su segunda lesión más común. Por un lado, la distensión del musculo, caracterizada por un excesivo estiramiento que lo deja sin su capacidad elástica, y por otro, la rotura, que no permite la realización de ejercicio físico, aunque en este caso la cirugía puede no ser necesaria.

   Al igual que en los demás, pero más importante en este grupo, el calentamiento es fundamental para prevenir la posibilidad de lesiones del tipo muscular. También el correcto estiramiento después de llevar a cabo un ejercicio es necesario para evitar acortamientos, que den lugar luego a una lesión.

   En la Farmacia siempre encontrarás un aliado especial para tus músculos, el magnesio. Normalmente es usado para evitar calambres, ya que se encarga de relajar nuestra musculatura, del mismo modo que el calcio se encarga de la contracción muscular.

Consejos:

   Lo principal es corregir lo que hacemos mal en el deporte. Eso evitará sobrecargas por un mal movimiento y, claramente, las lesiones.  Los runners, por ejemplo, deberían hacer una visita al PODÓLOGO, para realizarse un estudio de la pisada y así tener plantillas específicas que corrijan los malos movimientos gestos. Créeme, evitarás muchísimas lesiones, entre ellas las tendinopatías.  

  Lo segundo más importante es realizar deporte para sentirnos mejor no solo físicamente sino más allá, que sea un mecanismo para crecer personalmente también.

  Siempre llevar a cabo un calentamiento correcto y estiramientos posteriores al ejercicio. Esto muchas veces son más importantes que la propia práctica.  

Y por último, y no menos importante, llevar una dieta variada y equilibrada para darle a nuestro cuerpo todo los nutrientes que necesita. Si te cuesta llevarla a cabo o haces bastante deporte, será bueno suplementar con los nutrientes que más demande nuestra práctica deportiva. Todo ello siempre encaminado a prevenir posibles problemas futuros.

Envianos un mensaje

Muchas gracias. En breve nos pondremos en contacto contigo.

No se ha podido enviar el mensaje. Por favor, vuelve a intentarlo.

Por favor, rellena todos los campos del formulario.

Información de contacto

  • Calle Muñoz Seca, 5
    Santa Cruz de Tenerife , 38007
  • 922 220 114
  • 638 800 044

 

 

farmaciagalvannavarro@hotmail.com

 

Horario: Lunes - Viernes: 08:00 - 21:00H - Sábados y Domingos: 09:00 - 14:00H

© 2015 Farmacia Galvan Navarro. Todos los derechos reservados.